viernes, 29 de octubre de 2010

Falsas esperanzas...

Se que soy muy reiterativa, pero no deja de fascinarme la capacidad que tiene el ser humano para, continuamente, tratar de engañarse..., es increible la cantidad de subterfugios que usa nuestro pequeño cerebro para justificar según que actitudes o mantener lo que yo suelo llamar falsas esperanzas..

En mi caso está muy claro que trato de olvidar lo malo, y centrarme en lo bueno, de manera que esa parcialidad tan poco sana, hace que piense que las cosas pueden cambiar, que las personas pueden cambiar...y no.., amigos y amigas...las personas no cambian..., y cuanto antes lo aceptemos antes podremos librarnos de esa necesidad de tratar de moldear al prójimo a nuestra imagen y semejanza..

Las personas no cambian no..pero parece mentira que aún teniendo esa certeza absoluta, en el fondo y en la superficie, esperamos comportamientos que no se ajustan para nada con la realidad, porque entonces esas personas de las que esperamos tanto..., ya no serían ellas mismas...serían otras...

Estoy cansada de esperar y esperar...creo que lo mejor sería, dejar de esperar a que la persona cambie y directamente cambiar de persona..., ¿no creeis??

jueves, 21 de octubre de 2010

Cristales rotos....

Era inevitable... y aún así, yo intentaba evitarlo..., pero en un planeta donde todo es de cristal...era imposible de evitar..
Los cristales rotos inundan la habitación, sembrando el suelo de dolor,de desconcierto y de insatisfacción...
La belleza, la pureza y la pulcritud de mi paisaje acristalado ha quedado reducido a añicos, y lo que es peor, las hermosas figuras de cristal que adornaban mi planeta ya no se pueden arreglar...lo roto roto está.. y ahora mientras recojo los pedazos...sólo pienso en que no me quiero cortar NUNCA MÁS...

martes, 19 de octubre de 2010

Química pura...

Aún recuerdo a mi abuela cuando recelaba de todo aquello que según ella no era natural, es decir que no provenía de su huerta, y para acentuar su desprecio añadía con gesto adusto, eso? eso es química pura....
Y lo curioso del caso es que  yo siempre he pensado que la relaciones humanas se basaban única y exclusivamente en la química..., pero como no tengo conocimientos empíricos que avalen mi teoría, hasta ahora no me atrevía tampoco a aseverarlo..y ahora llega una científica y nos presenta un documental en el cual , define al cerebro masculino (que no humano) como el resultado de la interacción de la hormona masculina por excelencia , la Testosterona..., de manera que si a nosotras , quiero pensar que antiguamente, se nos menospreciaba por ser seres inferiores sujetos a cambios hormonales ( en este caso Estrógenos) y por ello no capacitadas para ningún trabajo que requiriese el temple, la serenidad y la firmeza que sólo la diligencia de un buen padre de familia ( esto último, aparecía textualmente en uno de mis libros de mis años universitarios, y sólo tengo 35 años)podría garantizar..ahora resulta que el hombre es promiscuo, agresivo , fecundador compulsivo , poco empático, incapaz de verbalizar sentimientos , incapaz de comprometerse y sobre todo incapaz de anteponer la razón al sexo...única y exclusivamente por culpa de la Testosterona....

El reportaje no tiene desperdicio, y aunque puedo creerme alguna de sus afirmaciones, en general no me convence..., conozco a muchos hombres maravillosos, que son tan masculinos y machos como el que más, que son empáticos, que transmiten confianza y dulzura, que adoran a sus parejas y no piensan en fecundar a ninguna más..., claro que también conozco los casos contrarios y sin embargo...jamás se me hubiera ocurrido pensar que los segundos son más "hombres" que los primeros...no....jamás..

Entiendo que somos un compedio de elementos químicos , y que si se descompensa alguno puede dar lugar a problemas de todo tipo, pero también creo que, en situaciones normales, la educación, los valores que te inculcan en el seno del hogar, el amor y el cariño recibido del entorno más próximo, hacen del niño un HOMBRE en toda la extensión de la palabra..

jueves, 14 de octubre de 2010

Ni frío ni calor....

Últimamente he perdido mi temperatura.... , ya sabeis ...esos grados corporales que todos tenemos en nuestro interior y que determinan las reacciones que tenemos ante las visicitudes de la vida..., pues bien...yo la he perdido..., o la he ido perdiendo a poquito a poco...el caso es que antes yo era una persona que reaccionaba o muy cálidamente o muy fríamente..., sufría y disfrutaba siempre en máxima intensidad ,y eso me llevaba a estados de ensoñación constante o de profunda melancolía cuando las cosas no me salían tal y como yo esperaba..

No se por qué , pero he descubierto que ya no siento ni padezco...soy alguien interiormente tibio...con esa tibieza que sólo los que no tienen expectativas de ningún tipo afrontan el día a día.., con esa apatía que hace que sólo te preocupes por el presente...sin ilusiones ..., sin anhelos del mañana, sin fantasías edulcoradas...

Y sin embargo.. , se que  esto no durará mucho, porque  mi naturaleza es tremendamente apasionada..., porque mi vida no tiene sentido sin mis sueños, sin mis  deseos..., sin el cosquilleo que me produce  mi  inquieta sangre   cuando conecta mi corazón con mi cerebro...

No, no durará mucho esta situación...pero mientras se avecina la tormenta...disfruto de la sensación de calma que produce esperarlo todo y , a la vez, no esperar absolutamente nada...

miércoles, 13 de octubre de 2010

Noticias singulares...

Supongo que habreis estado al tanto del  complicado rescate de los mineros chilenos no?, bien...yo, me he quedado estupefacta con una noticia asociada a la liberación del minero número 21..., por lo que se ve (siempre según la versión del presentador de los informativos) este buen hombre, de 52 años, barrenista desde los 16, ha protagonizado la anécdota de la jornada , cuando al poco de quedar atrapados, dos mujeres que no se conocían entre sí, reclamaban ser las "legítimas" del mismo...

No conozco los detalles de la historia, pero al instante de haberla oído, mi imaginación se echó a volar, y me imaginé al pobre hombre atrapado, escuchando por la radio (en mi imaginación tenía una radio con pilas perpetuas) a su mujer y a su amante, o lo que es peor a sus dos mujeres, porque en realidad era bígamo que, aprovechaba los turnos dobles y los cambios de horario para pernoctar cuando en casa de una , cuando en casa de la otra, teniendo hijos con ambas, llamándo a éstos , para no confundirse, con los mismos nombres y viviendo una doble vida sin pensar en que esta situación más pronto que tarde traería consigo ración doble de problemas .., y justo el día , en que Don Marcial, el capataz, le pide que doble turno de verdad, aciago momento en que calibró que no le venia mal un dinero extra (puesto que extras eran sus cargos), un derrumbe , un desastre, un accidente fatal que, a priori, acaba sin consecuencias, saca a la luz parte de su vida privada, y lo deja enterrado vivo , pensando , imaginando que explicacion dar, e incluso elucubrando sino sería mejor quedarse atrapado para siempre...

Ví la salida del minero en la tele, vi como una mujer (no se cual de ellas) se le abrazaba con fuerza, y también vi como ese hombre estaba rígido, tieso.., la mayoría afirmarán que está en shock, pero yo se que no...yo se que en realidad, está paralizado...de terror....

martes, 12 de octubre de 2010

Descubriendo nuevos horizontes....

Día a día descubro nuevos horizontes..., viajo a lugares lejanos y singulares, me confundo con los lugareños.., disfruto de sus exóticas comidas, de sus bebidas energizantes...me mimetizo con sus costumbres,  me acomodo en sus sencillos hogares, me siento libre, descalza y felíz...
No me hace falta nada más...., no hace falta moverse para comenzar a viajar....

viernes, 8 de octubre de 2010

El rayo exterminador

Antes de nada, aclararé que no soy ninguna sicópata (al menos, no diagnosticada), pero aún sin ser alguien con un problema de falta de empatía hacia los demás, hay días en que daría lo que fuera por tener el rayo exterminador..., hablándolo con un amigo, éste no daba crédito a mis palabras...se le hacía imposible que  mi preciosa cabecita (lo de preciosa lo digo yo, no lo dice él, obviamente) albergase pensamientos tan oscuros y siniestros.., lo cierto es que estoy convencida de que todos en algún momento de la semana anhelamos ese poder..., por ejemplo...ayer intentaba aparcar en una calle estrecha, con una fila de coches detrás mía, dos niños pequeños sentados diciendo...- Mamá...¿por qué no aparcas?? lo estas haciendo mal,  vas a darle a ese coche..¡QUE LE VAS A DAAAAAAAAAAARR!!-,  estaba aparcando al lado izquierdo, que si bien en el lado derecho no es que esté muy fina, en ese me cuesta el doble,  como os digo, trataba de aparcar..y notaba el aliento helado del conductor del coche de detrás, achuchando...para que me rindiese , para que le dejase el sitio a él..., pero yo nada... interpérrita a su acoso, seguía intentando arrimarlo..., en estas se me acerca un buen señor (que por su edad, lo último que condujo era por lo menos un carro de bueyes) y me dice, con un tono paternalista total....- Ay mocina...vas mal...vas mal....- Me volví hacia él y con la mejor de mis caras le dije- Señor, SE LO QUE TENGO QUE HACER..., mi cara y sobre todo mis ojos añadieron --ASI QUE NO ME TOQUE LOS...,pero nada...el hombre creía necesario darme lecciones...., y en ese momento os juro que hubiera sacado el rayo exterminador y zassssssssssssssss!!!! fulminado...y de paso fulminaba al del coche de detrás... , y ya puestos al cretino que el otro día me gritó porque al cruzar con mi abuela, por un paso de cebra dicho sea de paso, le parecía que íbamos demasiado lentas...a ese sí, a ese le hubiese dado pero despacito...para que le doliera..., y en general creo que dejaría la ciudad vacía de población porque , seamos sinceros....lo que más abunda es gente a la que exterminar....

jueves, 7 de octubre de 2010

Besos de caramelo...

Hay  muchos tipos de besos..., todo depende del lugar, del momento y sobre todo de quien te de o a quien le des el beso...
Existen los besos largos y profundos...esos que se dan los enamorados al despedirse..esos en los que el cuerpo se separa pero los labios quedan unidos, estirando unos breves instantes más el dulce pegamento del amor..., Claro que cuando veo esos besos, siempre se me viene a la mente la suela despegada de una bota vieja...que se separa dejando hilillos de cola de zapatero..para volverse a pegar , al pisar, de nuevo..., sólo que normalmente la suela y la bota suelen estar representados por dos adolescentes en plena efervescencia y la cola de zapatero por finos  hilillos de baba...

Bien sigamos, otros besos que me llaman poderosamente la atención son aquellos entre parientes.., esos que de pequeña te obligan a darle a la tía de turno, y que te niegas a dar, porque no te gusta como huele, su carrillo es flácido y frío, y además , como toda mujer de edad avanzada, (aunque tus padres traten de decirte que no, que la tía Filo, no tiene barba) te pincha la cara, estos besos son facilmente reconocibles, basta ir a un parque o a misa, o a cualquier evento en el que se junten generaciones varias, para reconocer el horror en los ojos de los niños, y el fastidio de las ancianas, que sólo anhelan un poco de la ternura ,aunque sea prestada...
Luego estan los besos con lengua..., que aquí , hago un breve inciso para recordar mi primer beso de ese tipo..., tenía yo unos 15 añitos (sí, ya lo se, un poco tardía.....) y mi prima(que era 2 años mayor y , en consecuencia ya había probado toda clase de intercambios lengüeriles) estaba cansada de mis reticencias al besuqueo  con ningún chico(en aquellos tiempos lo "normal" era besarse cada fin de semana con uno distinto, a no ser que te gustase alguien mucho y te diese por repetir con el mismo, digo yo que seria una especie de test de sapos, hasta encontrar al príncipe...) asi que cuando un muchachuelo se acercó a mi con intenciones más o menos claras, mi prima (de total buena fé quiero creer) me empujó a un reservado de la discoteca y allí me vi invadida por una especie de hélice viscosa que giraba a una velocidad treméndamente rápida, y que lo único que despertó en mi fue....un poquito de repugnancia..., asi que cuando leo esas descripciones tan detalladas, tan precisas en cuanto a erizarse los vellos,al bombeo de la sangre , al crepitar del pecho,  al sentir hormigueos en la espalda  , cuando me dicen que todo eso pasa cuando se recibe el primer beso, que quereis que os diga!! me dan un poquito de envidia ...,y entonces vuelvo a mi realidad inventada.

A mi los besos que más me gusta son los restallones, esos que se les da a nuestros propios hijos..esos que explotan en la cara, haciendo mucho mucho ruido, y cosechando la consecuente carcajada...(bueno, eso si la progenie es menor de 5 años,porque más allá de esa edad, sólo cosecharemos protestas, y malas caras, aunque sepamos , que en el fondo, se mueren porque se lo hagas...)

Mis besos no son de caramelo, ni siquiera de miel de brezo..., pero a mis hijos...les encantan.

miércoles, 6 de octubre de 2010

El vagón de las mujeres...

Todas las mujeres deberíamos subirnos, al menos una vez en la vida, a nuestro propio vagón..., dar un repaso a nuestras vidas y comprobar si todo aquello por lo que hemos sufrido, realmente merecía cada lágrima derramada o cada apagado suspiro... , me doy cuenta de que me vida no tiene nada de novela hindú y de que mis problemas poco o nada tienen que ver con los retratados en ella, pero al terminarla..siento un nexo en común a todas las mujeres protagonistas de la misma, un lazo invisible que entrelaza nuestras antagónicas vidas, y es la certeza de descubrir, un día u otro, que una no es quien dice ser, y que a fuerza de repetir  la misma letanía , creemos engañar a nuestro propio corazón, pero no es verdad, no podemos engañarlo...  en realidad fingimos creer nuestras propias mentiras, y dada la fragilidad comprobada de las mismas, basta el  mínimo suceso , aparentemente banal, para que como una escopeta de aire comprimido, de repente... todo estalle en una sucesión de actos y situaciones que, a la vista de nuestro comportamiento de los últimos años, terminen por calificarnos como  dementes premenopaúsicas mujeres...

El sufrír por sufrír, es algo inherente a la complejidad del universo femenino, sufrimos cuando amamos, sufrimos cuando no amamos, sufrimos por hacer sufrir y en el culmen del retorcimiento de emociones, sufrimos porque no podemos dejar de sufrír..

Ya me estoy cansando de tanto sufrimiento..., pero sería negar mi condición femenina (y humana al fin y al cabo..) si me tomase las cosas...con más ...¿calma?

lunes, 4 de octubre de 2010

De sueños y ensueños....


Leyendo a Marcelito , he recordado la época en la que me pasaba más tiempo soñando que viviendo..., hermoso tiempo aquel en el que las semanas se me hacían cortas porque concentraba mis sentidos en aparentar estar despierta pero que en realidad , escondía un estado de ensoñación permanente que me hacía inmensamente felíz...
De mis sueños, lo importante no era cumplirlos..a fin de cuentas con demasiada frecuencia éstos cambiaban, y hubiese sido muy dificil cumplir todos y cada uno de ellos en el plazo temporal adecuado...por no decir imposible...como os digo, de mis sueños lo importante era soñarlos...pasar el tiempo pensando, imaginando como sería esto o aquello si se cumpliesen mis anhelos, como cambiaría mi vida, mi presente y futuro si consiguiese aquello que me había propuesto y mientras, lo vivía, lo sentía y lo palpaba mejor que si fuera verdad, porque en esos momentos de imaginación desbordada, de idealización completa de la realidad.., siempre podía cambiar todo aquello que no me gustaba...cosa que jamás se podría hacer en la vida real.

Ahora, tengo que confesar que sueño algo menos..., esto es debido a que a medida que crecemos , la fantasía cede terreno a la practicidad y así es muy dificil llegar al estado de abstracción necesario para ponerse a soñar..., pero con todo y con eso..de vez en cuando...salgo a pasear...me coloco en mi roca favorita del paseo marítimo , cierro los ojos y me pongo a soñar...sueño que vuelvo a ser niña de nuevo, que puedo jugar...que mi padre me sonríe...y que todo lo que luego vendrá...aún es un lienzo blanco en el que, sin miedos, me pondré a dibujar.