martes, 31 de enero de 2012

Mi padre....

últimamente me acuerdo mucho de mi padre...hace ya 26 años que falleció, después de una larga y agónica enfermedad que no sólo lo consumió a él, sino que acabó por sumir a toda la familia en un estado de melancolía perenne...melancolía transmitida de madre a hijos...melancolía aumentada y alimentada, a fuerza de años de pesimismo y falta de ganas de nada...

No puedo reprocharle a mi madre su escaso entusiasmo por la vida, no sería justo con ella si lo hiciera...se quedó a medio vivir, en una edad en la que yo ni siquiera me había ido de casa..., se quedó sola, con dos niños pequeños, y como mi padre era autónomo , ya os podeis imaginar la miseria de paga...

Su caracter, en otro tiempo alegre y optimista, quedó atascado en una especie de pesimismo perpetuo, con el que consciente o inconscientemente , nos obsequiaba...

Es muy fácil recordar con cariño al ausente, igual que es muy facil creer que la culpa de mi caracter inestable e inseguro, es totalmente adjudicable a su temprana muerte...
Pero los recuerdos suelen ser en blanco y negro, nos olvidamos de los matices, y por eso sólo lo recuerdo (y lo quiero recordar) como un hombre sonriente y tremendamente alegre..., y por esto también, soy plénamente consciente, de que la peor parte se la lleva el que se queda, y no, como erróneamente solemos pensar...el que se va...
La culpa de mi caracter, sólo la tengo yo, la culpa de la tristeza de mi madre, imagino que la tendrá ella...y la culpa de que mi padre esté muerto, fue de la maldita Leucemia....

Es una lástima que no crea en Dios, así por lo menos tendría a alguien más a quien culpar...

lunes, 30 de enero de 2012

No....

Me estoy dando cuenta de que pertenezco a ese nutrido grupo de mujeres, a las cuales les cuesta mucho trabajo decir que no..., y esta circunstancia, además de provocar que esté suscrita al círculo de lectores ( lo cual no me importa del todo, porque me gusta leer), supone más inconvenientes que ventajas...
El no saber decir un no, a tiempo, hace que siempre te sientas, de alguna manera frustrada...
Haciendo memoria, me doy cuenta de que siempre fui una niña sumisa, alguien que al final siempre hacía lo que los mayores le decían..., mi madre jamás tuvo que preocuparse ..., siempre fui por la línea recta, siempre haciendo exactamente lo que de mi se esperaba, sin pararme a pensar en que era lo que yo realmente deseaba...
El otro día me pasó una situación, que me hizo poner los pelos de punta, estando en unos grandes almacenes con mis hijas, mi madre se ofreció a comprarles unos peluches, y se dirigió directa a dos ositos bastante ñoños, uno azúl y otro rosa, enseñándoselos a las niñas y esperando que ellas saltasen de alegria...
Mi hija mayor, cogió el osito rosa..., pero mi hija pequeña dijo que no quería ese osito, quería un cocodrilo verde y feo, que a mi madre nada más verlo, le horrorizó...
Mi hija mayor se quedó con el osito, la pequeña erre que erre, que no quería otra cosa más que el cocodrilo..., con el cual al final se quedó...
Pasaron los días y observo como el cocodrilo es fuente de dicha para las dos, mientras el osito rosa, vive arrinconado en una esquina de la habitación..., llamo a mi hija mayor y le pregunto...¿a ti te gusta el osito?? y al final confiesa que no..pero al ver lo mucho que le gustaba a su abuela, terminó por escogerlo, para conseguir su aprobación.
No os podeis imaginar que escalofrío me recorrió por la espalda, sólo pensar que ella, siga mi mismo camino,que se pase la vida haciendo lo que los demás esperan , y no lo que realmente desee me llenó de congoja ...y os puedo jurar, que voy a velar muy mucho porque cambie de actitud, porque sino se que todo lo que va a conseguir, serán desdichas...
De todas formas , pienso que nunca es demasiado tarde, ahora, a mis 36 años, y después de haber dicho un no, rotundo a la vida que los demás habían escogido que viviera..., estoy empezando a aprender lo gratificante que es negarte a ser una marioneta...

Sí, como dice el anuncio del Ikea...realmente tengo derecho a mi fiesta...

sábado, 28 de enero de 2012

Blanco y en botella...

Siempre he creido que no es bueno fiarse de las primeras impresiones...por eso cuando conozco a alguien siempre le concedo el beneficio de la duda..., sin embargo , mas tarde o más temprano, descubro que aquella punzada que sentí en el primer momento, sólo era el aviso de algo que se confirmaría con el tiempo..., y aún así, sigo negándome a mi misma esas percepciones..sigo buscando cientos de excusas que me permitan variar algo que , por su propia naturaleza, es completamente inmutable, y que no deja de ser la condición humana...
Me ha vuelto a pasar..., y me volverá a pasar mil veces más...porque cuando las personas escuchamos con el oído y no con el corazón, nos perdemos la mayor parte de la melodía..., nos perdemos los acordes graves, y sólo dejamos pasar los agudos..., y la sinfonía queda incompleta..., y por eso cuando por fin encajamos las piezas, la sorpresa no es tal, porque de un modo inconsciente, ya habíamos vaticinado que si es blanco y en botella...poco hay que averiguar...
Hoy ha amanecido lloviendo...y eso trastorna todos mis planes...veremos a ver si la lluvia diluye esta sensación agridulce que tengo por dentro...

lunes, 23 de enero de 2012

No quiero...

Tengo una amiga, que a fuerza de desconfiar de la vida, cree que ya no es capaz de fiarse ni de sus propios deseos..., y me da miedo pensar que a fuerza de esperar sabe dios que cosas, termine por perder la esperanza, y se quede encallada en la certeza amarga de que la vida no cambia, que las cosas no van a mejorar, y que nada tiene que ver el hecho de que seas buena persona o mala...
La verdad es que me niego a pensar, que hagas lo que hagas no vas a poder mejorar la puntuación a obtener en este macabro juego en que consiste la existencia humana...
Y como no quiero pensarlo recurro a mil y un subterfugios que me hagan sentir segura, que me confirmen sin lugar a dudas que no , que las cosas mejorarán, que al igual que una vieja supersticiosa, si hago tal o cual cosa, mi destino cambiará.., se despejarán las dudas, las incertidumbres y los pánicos y dejarán paso a la simple y llana felicidad...

Ya no me fío ni de lo que quiero..., ¡que gran verdad!!!

martes, 17 de enero de 2012

Autoboicot...

Soy especialista en autoboicotearme a mi misma, valga la redundancia..., no hay nadie a quien se le de mejor, estropear los pocos momentos felices de los que disfruta, sin apenas esforzarse...
Dicen que reconocer el problema, es el primer paso para solucionarlo, pero realmente no creo que sea cierto, yo soy consciente de mi escasa paciencia , de mi ansiedad por beberme y comerme la vida...de la intensidad de mis afirmaciones sean o no ciertas...
Me ofusco, me arrebato, me convenzo a mi misma de lo absoluto de mis palabras...para terminar por subirme a una especie de montaña rusa emocional que hace que cuando río, se me oiga bien alto, y cuando lloro, el sollozo quede bien ahogado...
Me acuerdo de la serie del chavo del ocho, en la cual, el protagonista después de exasperar a todo el mundo terminaba la escena diciendo la consabida frase- Es que no me tienen pasiensia!!!-

Pues eso, al final me justifico a mi misma, diciendo que el resto no me tienen pasiensia...

lunes, 16 de enero de 2012

Películas....

Este fin de semana, he tenido una cita..., si, habeis oído bien...una cita como en las películas americanas, una cita de chico viene a buscar a la chica a su casa, y la lleva al cine , chica se ha encargado de mirar la cartelera, y con los nervios, se equivoca de película con el resultado de verse viendo un forro monumental, que facilita la complicidad, el diálogo y las risas...

Me gustó tener una cita, me gustó mi acompañante, y me gustó que no prestásemos atención ninguno de los dos a la película...

jueves, 12 de enero de 2012

Tranquilidad....

A estas alturas, todos los que me conocen, ya saben que soy una persona extremadamente inquieta (sobre todo mentalmente) lo cual hace que en un periodo de tiempo relativamente corto , pase de la euforia a la depresión pasando,¡como no!, por un absurdo estado de lamentación...
A estas alturas,insisto, es inútil tratar de cambiarme y sobre todo es inutil tratar de tranquilizarme, porque mi metabolismo mental está tan acelerado que , si mi cuerpo siguiese la misma dinámica, estaría como dice mi abuela,talmente como una "siblata"...¡y mira tú por donde que no es el caso!!!
Mi cabeza no descansa..., no se toma vacaciones, no coge puentes..., ni siquiera duerme..., y realmente necesito ausentarme , aunque sólo sea una pequeña temporada, de mi mente...
He consultado, y creo que aún no han encontrado la manera de condensar la tranquilidad en pequeñas pildoritas recubiertas de azúcar, de manera que cuando una nota que la cosas empiezan a precipitarse...pueda tenerlas a mano...
Me han recomendado sugus de limón..., y creo que no es mal remedio...,¡ ya me imagino en medio del estress , metiéndome un sugus bajo la lengua y poniendo los ojos en blanco!!...

Ummmm , creo que mañana mismo, me voy a comprarlos...¡ya os iré contando!!

domingo, 8 de enero de 2012

Promesas...

Me sorprende con que ligereza la gente hace promesas al viento, como aseguran por la salúd de su madre que harán tal y cual cosa, o por la memoria de sus muertos que jamás cometerán tal acto...y al final...lo dicho, las promesas se las lleva el viento...
No es mal recurso, hablarle a un ente invisible, que se deja sentir pero no tocar ni oler...¿será que me siento identificada con esa inmaterialidad??, de lo que no cabe duda es que el viento jamás te reclamará el incumplimiento de las promesas que le has lanzado, ni te recriminará la falta de atenciones, y por supuesto tampoco te querrá..., simplemente te soplará suave en el cuello, en las tardes de verano, te golpeará con su gélida presencia, en las mañanas de invierno y hará que caigan las hojas de los árboles, a tu paso, en el ocre otoño...
Lo bueno que tiene el viento es que no tiene memoria, y por ello, podemos lanzarle mil y una promesas ...porque al igual que un nuevo amante, para él...siempre partimos de cero...

domingo, 1 de enero de 2012

Año nuevo, problemas viejos...

Nunca me imaginé que pasaría la noche de fin de año de la manera en que la pasé..., ni un guionista de Hollywood, hubiera tenido la imaginación suficiente para hacer que en el último día del fatídico 2011, se me sometiese a tal dura prueba física y mental,como la pasada...
No os aburriré con detalles, dejo a vuestra imaginación, la libertad de imaginar con quien y de que manera me vi avocada a celebrar el fin de un año, duro,complejo y tremendamente negativo para mi persona...
Tampoco os diré como pasé la mañana del 1 de Enero entre risas y llantos, y como el año que empieza se me antoja igual o peor que el anterior...
Sólo os diré, que la vida te pone trampas, y que yo ya empiezo a estar cansada de sortearlas..., aún así...aquí sigo...herida, dolorida y un pelín traumatizada...pero aquí..., que al fín y al cabo, es lo único que tiene importancia...